Investigación

br

| miércoles, 20 de abril de 2011 h |

Redacción

Barcelona

Un equipo del Instituto de Investigación Vall d’Hebron (VHIR) ha contribuido al descubrimiento de tres grupos de poblaciones bacterianas que clasifican a la población mundial según tres tipos de flora intestinal (microbioma humano). Este hallazgo permitirá a los investigadores acotar, en su búsqueda, el número de variables que pueden estar implicadas en enfermedades, acercando más la correlación entre el estado de la flora intestinal y el estado de salud.

Estos resultados, publicados en Nature, suponen un nuevo avance del proyecto europeo MetaHIT. Según indica Francisco Guarner, responsable del proyecto en España y coordinador del grupo de investigación en Fisiología y Fisiopatología digestiva del VHIR, esperaban hallar diferencias en el microbioma según razas, nacionalidades, entorno o tipo de dieta. En cambio, de manera sorprendente, estos resultados han agrupado a los humanos —independientemente de su procedencia— en tres grandes grupos según la bacteria dominante (bacteroides, prevotella o ruminococcus) y será esta bacteria la que determinará qué otras especies convivirán con ella. En el estudio multifactorial se analizaron las muestras de flora intestinal de pacientes de España, Dinamarca, Francia, Italia, Japón y Estados Unidos con el fin de agruparlas por similitud.

Como el grupo sanguíneo

“Tal vez tenemos que empezar a pensar en el tipo de flora intestinal como si se tratara de un grupo sanguíneo, especialmente cuando se aborden determinados tratamientos como los trasplantes del microbioma como el que logró nuestro equipo el año pasado”, apunta Guarner, añadiendo que ahora ya se conoce qué bacterias nos clasifican en uno de estos tres grupos y sólo queda ver qué parámetros sitúan a la persona en un estado de normalidad o enfermedad.

De hecho, ya trabajan en esa línea y esperan obtener resultados pronto.