| martes, 22 de septiembre de 2015 h |

Las formaciones políticas Podemos y Ciudadanos han mostrado puntos de visitas similares en sus críticas a la gestión del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Ambos coincidieron durante un debate celebrado en el Colegio de Médicos de Málaga en lo relativo a las listas de espera, la necesidad de transformar el complemento de exclusividad, acabar con la precariedad de los contratos, subir los sueldos de los médicos andaluces o la difícil situación que atraviesa la Atención Primaria.

El presidente del colegio, Juan José Sánchez Luque, aprovechó para pedirles que incluyan en sus programas la segunda reforma de Atención Primaria. Los dos coincidieron en que es necesario acometerla.

Podemos y Ciudadanos también opinan de igual forma sobre la subasta de medicamentos. Consideran que es un sistema eficaz pero critican la falta de transparencia del SAS a la hora de ejecutarla y sobre las medicinas alternativas proponen que se contemplen sólo aquellas que tienen evidencia científica.

María José Vílchez, miembro de Podemos Andalucía, criticó duramente el complemento de exclusividad: “Pensamos que sirve no sólo para presionar a los profesionales con el objetivo de mantenerlos dentro de la estructura sino también para diferenciar a los que no lo cobran y trabajan en la privada”, dijo. Asimismo, se mostró partidaria de la transformación del complemento, al igual que se ha hecho en la mayoría de las comunidades autónomas. El parlamentario andaluz de Podemos y miembro de la Comisión de Salud de la Junta de Andalucía, Juan Antonio Gil, aprovechó para decir que su partido apuesta por la reestructuración de las unidades de gestión clínica “con el fin de terminar con la politización de los cargos de gestión y la improvisación con la que se lleva a cabo la toma de decisiones en nuestra sanidad”.

Marieta Catalán, de Ciudadanos, explicó la postura de su partido sobre la sanidad privada: “Debe ser una opción real y no forzada. Considero lamentable que se expulse a la gente del sistema público por inoperancia porque el paciente o sale del sistema o se queda en una situación de limbo porque no sabe qué hacer.”.

Con respecto a la precariedad de los contratos, Vílchez denunció el trato a los profesionales con contratos en precario y propuso la puesta en marcha de una Oferta Pública de Empleo (OPE) una o dos veces al año y utilizar sólo la bolsa única para la provisión temporal, así como potenciar la carrera profesional.

Ante la pregunta de cómo eliminar la lista de espera quirúrgica, Carlos Camacho, de Ciudadanos, defendió que deberían revisar la transparencia de las listas de espera: “Son opacas”, afirmó tajante.

La principal diferencia se encuentra en el Real Decreto-ley 16/2012, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones. Podemos recriminó a Ciudadanos no haber apoyado la petición de derogación.