nuevas discrepancias/ El Partido Popular y UPyD se quedan solos

br

C.M. López / J.P. Ramírez Madrid | jueves, 31 de octubre de 2013 h |

“La subcomisión del Pacto ha quedado relegada a ser un convidado de piedra”. Así de rotunda mostraba su indignación la portavoz de Sanidad del Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados, Isabel Sánchez, a GACETA MÉDICA. La semana pasada tanto ella como Conxita Tarruella, portavoz de CiU, abandonaron la subcomisión que analiza los problemas estructurales del SNS.

Una subcomisión, propuesta en primera instancia por CiU, y que salió adelante con el respaldo de PP, UPyD, PNV, ERC, hace poco más de año y medio. Sin embargo, a día de hoy Tarruella es consciente de su fracaso. “Ha sido una decisión meditada que hemos apurado hasta el último momento, pero hemos fracasado”, ha recalcado la portavoz de CiU a GM. Tanto ella como Sánchez aseguran que la ministra de Sanidad ha olvidado a las comunidades y a los partidos políticos. “Mato está haciendo acuerdos con los profesionales a expensas y en paralelo de esta subcomisión”, asegura Sánchez. Aunque no tienen nada en contra de los acuerdos del Foro, las dos portavoces coinciden en que las formas con las que se ha gestionado la base para alcanzar el Pacto no son correctas. “Han elegido tres caminos diferentes; con los profesionales, en la subcomisión y con las consejerías, para alcanzar un mismo acuerdo”, comenta Tarruella. Algo que tal y como entiende Sánchez no tiene ningún sentido, ya que “al final el valor de los acuerdos depende de las comunidades y ni siquiera tienen la deferencia de pedirles opinión”. Del mismo modo, las dos diputadas insisten en que el papel del Consejo Interterritorial no es el correcto, teniendo que asumir más competencias.

A pesar de todo, ambas aseguran que seguirán colaborando y presentarán las enmiendas oportunas en el documento final, pendiente para el próximo año. De momento, PP y UPyD tendrán que hacer frente a la soledad de la subcomisión y seguir velando por las garantías del SNS.

El PP mira hacia adentro

Al tiempo que se consuma su soledad parlamentaria en política sanitaria, el Partido Popular ha decidido la puesta en marcha de una Comisión de Sanidad interna que estará presidida por José Ignacio Echániz, como secretario general en esta materia de los populares

El nuevo órgano, que celebró su primera reunión el pasado lunes, congrega a 80 miembros. Un 60 por ciento de sus miembros procede del partido y el 40 por ciento restante lo forma expertos que desempeñan su labor en la industria, en colegios profesionales y en sindicatos, así como en las áreas de depednencia y de género. “Hay muchas reformas en marcha y el hecho de que venga gente de toda España es un acicate para escuchar nuevas propuestas”, destacó Echániz. Además del secretario nacional de Sanidad del PP, a la comisión asistieron la ministra de Sanidad, Ana Mato, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Una vez constituida la comisión, el PP trabaja en la constitución de las mesas de trabajo con el objetivo de alcanzar propuestas y conclusiones que sirvan para nutrir los programas electorales tanto en el ámbito local y autonómico como en el nacional, según explicó Cospedal durante su intervención.