A. l. S.
Madrid
| viernes, 24 de enero de 2014 h |

“A lo largo del pasado año la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha tomado ciertas decisiones acerca de la dispensación de determinadas vacunas, no sujetas a financiación pública, que contravienen la normativa comunitaria, sin argumentos científicos que las avalen y en contra de la opinión de las sociedades científicas y de los profesionales sanitarios, y lo que es más grave en contra de la salud de nuestro ciudadanos”. Este es el argumento que esgrime CiU para presentar una proposición no de ley que insta al Gobierno, a permitir, sin ningún tipo de restricción, la dispensación en oficinas de farmacias de vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento.

En concreto, CiU se refiere al caso de Varivax, que hasta hace unos meses era de libre disposición en las oficinas de farmacia y que actualmente está en situación de desabastecimiento por la decisión de la Aemps que prohibe la puesta en el mercado de nuevos lotes mientras no se acredita su destino hospitalario. “Es incongruente que podamos adquirir en oficinas de farmacia de la mayoría de países de nuestro entorno vacunas que en el Estado español tienen restringida su dispensación al ámbito hospitalario”, señala el Grupo parlamentario.

También hace referencia CiU a lo sucedido con Bexsero, vacuna meningocócica del grupo B, que a pesar de haber obtenido la autorización de comercialización comunitaria sujeta a prescripción médica (pero bajo ninguna otra restricción adicional), la Aemps restringe su uso al ámbito hospitalario.

Sin embargo, la medida no tiene visos de prosperar dadas las declaraciones de la ministra de Sanidad al respecto, quien reiteraba la pasada semana en el Congreso que la retirada de la vacuna contra la varicela en farmacias responde a las recomendaciones oficiales. “Hemos actuado en el ejercicio de nuestra responsabilidad como autoridad sanitaria y siguiendo las recomendaciones que promueven todas las organizaciones sanitarias mundiales y europeas”, indicó Mato en respuesta a una pregunta de la portavoz de Sanidad de CiU, Conxita Tarruella.

Durante su intervención, Mato insistió en la necesidad de que las comunidades autónomas se sumen al calendario común de vacunación con el objetivo de “conseguir la máxima cobertura”.