Premios BiC

Jornada Es el único anti-TNF PEGilado sin los inconvenientes mediados por la región Fc

br

Expertos debaten las ventajas del fármaco durante la jornada “Avanzamos”
| 2010-10-01T17:14:00+02:00 h |

S. P.

Madrid

En el abordaje de la artritis reumatoide (AR) es esencial la rapidez de actuación. Un diagnóstico precoz y el establecimiento de un tratamiento adecuado, frena el daño estructural que produce la enfermedad en las articulaciones de los pacientes.

Los especialistas consideran fundamental la elección de fármacos modificadores de la enfermedad, que actúen en poco espacio de tiempo e inhiban el daño estructural. En este sentido, certolizumab pegol, comercializado como Cimzia® por UCB Pharma en alianza con Rovi, aporta un diseño molecular novedoso dentro de los anti-TNF, lo que se traduce en una eficacia rápida, según expuso el doctor José María Álvaro-Gracia, reumatólogo del Hospital Universitario de La Princesa durante el simposium “Avanzamos”, celebrado la semana pasada en Ibiza por UCB Pharma.

Este nuevo agente biológico incorpora la tecnología de la PEGilación. Gracias a ella, las moléculas polietilenglicol permiten prescindir de la región Fc del anticuerpo, lo que permite concentraciones plasmáticas estables a lo largo del tiempo y la administración del fármaco cada dos semanas. Además mejora su penetración y retención en el tejido inflamado, inhibiendo la progresión del daño estructural ya en la semana 16 de tratamiento.

“Se trata de un agente muy eficaz en el abordaje de la AR y con una acción muy rápida. Es eficaz tanto para las manifestaciones clínicas como para el daño estructural”, comentó a GM el reumatólogo. En este punto hizo especial hincapié en la importancia de la rapidez, ya que, en muchos casos, con otros fármacos modificadores de la enfermedad hay que esperar entre 4 y 6 meses para alcanzar el efecto máximo. “Una de las características importantes de este fármaco es que permite saber que si un paciente no tiene una respuesta suficiente a las 12 semanas ya no va a tener esa respuesta posteriormente, lo que ahorra dinero y disminuye el riesgo de efectos adversos”, subrayó el doctor Álvaro-Gracia.

De este modo, certolizumab pegol produce una rápida y mantenida respuesta ACR y Eular en la primera semana, alcanzando la máxima respuesta clínica en la mayoría de los pacientes dentro de las 12 primeras semanas de tratamiento, lo que supone un ahorro de tiempo entre uno y tres meses con respecto a otras alternativas terapéuticas.” Son datos muy interesantes que tienen importantes aplicaciones desde el punto de vista de la práctica clínica”, matizó el especialista.

De esta manera, este anticuerpo ha demostrado mejorar la productividad laboral, suponiendo una ganancia de 42 días de trabajo en el primer año de tratamiento.

Seguridad

Por otro lado, desde el punto de vista de seguridad el ponente destacó la tolerabilidad de las inyecciones, ya que se administra por vía subcutánea cada 15 días, y presenta una baja incidencia de dolor en la zona de inyección (<1,5%), lo que es muy importante para la comodidad del paciente. Asimismo presenta un buen perfil de seguridad, similar al de otros anti-TNFs.