Almudena Fernández Madrid | viernes, 31 de octubre de 2014 h |

El expediente académico genera desigualdades entre los aspirantes al examen MIR, según aseguran haber detectado desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM). Por ello, durante las Jornadas Estatales de Estudiantes de Medicina acordaron solicitar al ministerio de Educación que deje de tenerse en cuenta el expediente en la nota final del examen, quedando reservado únicamente para casos de empate. Además, en esas ocasiones deberá estar ponderado, con tres decimales y puntuado sobre 10. Juan Pablo Carrasco, presidente de CEEM, consideró que, como el peso del expediente es “casi testimonial”, no va a modificar sustancialmente la evaluación, por lo que, en su opinión, “el ministerio podría estudiarlo”.

Además, se mostraron a favor de que los estudiantes extracomunitarios que estudien en España formen parte del cupo general en la prueba MIR y solicitaron que se implante nuevamente la segunda vuelta para elegir plaza, con el fin de evitar que vuelvan a quedar puestos libres. “Para esta convocatoria ya no va a poder ser, pero pedimos que se modifique para 2016”, señaló. En esta línea, reiteró la petición de que se elimine la nota de corte, ya que dejó “fuera” a alrededor de 250 alumnos recién egresados habiendo plazas libres.

Domingo Antonio Sánchez, vicepresidente de CEEM, por su parte, exigió que antes de autorizar la apertura de nuevas facultades o el incremento de los ‘numerus clausus’, el ministerio de Educación realice un estudio que, además, sea público, para validar su idoneidad.

En relación con la troncalidad, insistieron en que, aunque saben cuál es la postura del Foro de la Profesión Médica, harán un esfuerzo para que, al menos, les entiendan, manifestándoles posturas claras y entendibles para más adelante, si fuese posible, establecer “una estrategia común respecto a troncalidad”, una vez modificada la postura del consejo que pasó de un no rotundo a negarse sólo a determinados aspectos. Por este motivo, entregarán en noviembre al foro un documento en el que detallarán sus objeciones.

A este respecto, el vicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, añadió que, aunque en su opinión la troncalidad en su filosofía es necesaria, “incluso en este tema” están “más de acuerdo con CEEM que con otros”, ya que en lo esencial está todo el foro de acuerdo, incluidos los estudiantes. “El foro no está en contra de la troncalidad, pero sí puede apoyar y resolver dudas y flecos, porque no implica que estemos de acuerdo con todo el proceso”, incidió Romero.

Por otro lado, Carrasco solicitó que se revisen los criterios de acreditación del profesorado para mejorar la situación de la AP en las universidades, incrementando el número de asignaturas, lo que, a su juicio, ocasionará que más estudiantes elijan la especialidad, así como que se propicie la investigación en el primer nivel asistencial, algo que mejoraría “la base” del sistema sanitario.

En otro orden de cosas, Sánchez señaló la oposición de los estudiantes a la excepción recogida en el RD de Centros por la que podría permitirse que diferentes universidades firmen convenios con el mismo hospital para la misma especialidad, algo que cree que “no debe tener cabida” al haber ya dificultades para cuadrar los horarios de prácticas por el alto número de estudiantes.