Monitorización remota
Matiza que se ha “puesto en duda” el principio de lealtad institucional” de algunas comunidades

br

| lunes, 24 de septiembre de 2012 h |

El director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, José Javier Castrodeza, ha destacado este lunes que los inmigrantes irregulares, que desde el pasado 1 de septiembre no tienen acceso a la tarjeta sanitaria, tal y como recogen las medidas aprobadas por el Gobierno el pasado mes de agosto, tienen la prestación sanitaria “más amplia del ámbito europeo”.

El ‘popular’ ha manifestado que la retirada de la cobertura sanitaria a este colectivo y los demás cambios efectuados por el Gobierno eran “necesarios” para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). Así lo ha manifestado durante la celebración de un debatesanitario.

Con estas reformas, Castrodeza considera que el objetivo ha sido el de “mejorar la calidad y seguridad de los pacientes”, algo a lo que han contribuido las comunidades autónomas que han tomado las medidas necesarias “para que este país siga manteniendo un sistema sanitario que ha dado tanta salud a los ciudadanos”.

Sin embargo, matiza que hay algunas comunidades autónomas “cuyo principio de lealtad institucional se ha puesto en duda”. En este contexto, explica que en el País Vasco, región que no ha respaldado las reformas del Ejecutivo, las condiciones para obtener la tarjeta sanitaria “son las mismas que contempla el Decreto Ley”.

Por otro lado, ha insistido en que, según los datos aportados por el Tribunal de Cuentas, el SNS “tiene un agujero en la facturación no cobrada a pacientes europeos y de otros países”. No obstante, con la nueva legislación, “se ha podido identificar cerca de un millón de tarjetas, de las cuales 500.000 se desconoce a quién corresponden”, señala.

Por último, Castrodeza aclara que no se va a dejar de atender a los inmigrantes irregulares, ya que “nadie ha pedido a un médico que no atienda a un paciente”.