| viernes, 27 de noviembre de 2015 h |

Las Cortes de Castilla y León han aprobado una proposición no de ley en la que instan al Gobierno central al establecimiento de un sistema de financiación adicional para afrontar los gastos derivados de la compra de los nuevos medicamentos para tratar a los pacientes de hepatitis C. Según ha explicado el Grupo Popular en el parlamento castellanoleonés esta cifra podría ascender a 70 millones de euros. Por su parte, el PSOE solicitó que la estrategia nacional priorice a los pacientes coinfectados por VIH y VHC y la ampliación del tratamiento a aquellos en estadios FO y F1.