| lunes, 01 de abril de 2013 h |

La Junta de Castilla y León no dará marcha atrás en su decisión de suprimir las urgencias rurales en Segovia tras volver a analizar la medida que supuso el cierre del servicio en seis Puntos de Atención Continuada (PAC) de la provincia el pasado 1 de octubre, 17 en el conjunto de la Comunidad. Así lo ha manifestado el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, durante una intervención para hacer balance de las actuaciones del Gobierno regional en la provincia.

Para el representante de la Junta en Segovia no existe ninguna intención de continuar revisando el cierre de los seis puntos de urgencias rurales en Segovia puesto que en donde fue necesario, se han buscado alternativas. El delegado ha incidido en que se han repasado todos los estudios que se hicieron antes de decidir la supresión de las urgencias, tal y como se comprometió el consejero, Antonio María Sáez Aguado, con los alcaldes, y de este modo, los datos confirman que la medida se tomó correctamente. En este sentido, “el cierre no se acometió a la ligera”, ha argumentado López-Escobar, quien ha expresado que no existe intención de revisar más esta cuestión. El responsable regional en Segovia ha recordado que el consejero también se comprometió a buscar vías alternativas, algo que según ha apuntado sí se ha llevado a cabo. Así, ha señalado que para los vecinos afectados se ha puesto a disposición el hospital de Aranda de Duero (Burgos), se ha reforzado el transporte sanitario y se han recuperado algunas guardias de manera puntual.

Del mismo modo, López-Escobar ha explicado que la medida no incumple en esta provincia las isócronas legales de 30 minutos.