EP Madrid | jueves, 10 de septiembre de 2015 h |

El departamento jurídico del Gobierno de Castilla-La Mancha evalúa la forma “correcta” de retirar el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid ya que “no favorece a la región, ni a la Consejería de Sanidad ni siquiera a los castellano-manchegos”.

Así lo ha indicado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, que ha señalado que “los hospitales donde son atendidos los pacientes limítrofes con Toledo no tienen la capacidad ni las especialidades suficientes para atender”.

Por último, Fernández ha explicado que la decisión de retirar el convenio ha sido un acuerdo conjunto entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y con los colegios profesionales de médicos y enfermería, los sindicatos representantes de éstos y los propios profesionales sanitarios.