c. ossorio Barcelona | viernes, 15 de junio de 2012 h |

Hasta el momento no existía en España un registro nacional de cáncer de vejiga. “Los datos disponibles pertenecían a registros puntuales, que nos daban cifras estimativas que se hacen en base al análisis de la causa de mortalidad”, recuerda Humberto Villavicencio, presidente de la Asociación Española de Urología.

Sin embargo, durante el año 2011 esta sociedad impulsó una investigación para centralizar toda la información real sobre esta patología, en la que han participado 26 hospitales de todo el territorio nacional y 4.258 pacientes. Ha sido una de las principales novedades del 77º Congreso Nacional de Urología, celebrado en Vigo.

Villavicencio celebra que la muestra representa a algo más del 20 por ciento de la población española, y que por primera vez urólogos españoles han analizado todos los casos de cáncer de vejiga que se han diagnosticado a lo largo de un año. Y éstos son los resultados: En España se detectan al año más de 12.000 nuevos casos de cáncer de próstata (24.9 casos por 100.000 habitantes). Cifra que supera los 30 nuevos casos por 100.000 habitantes/año en Aragón, Extremadura, Castilla y León y Asturias, que son las comunidades con mayor incidencia. Asimismo, su aparición aumenta notablemente a partir de los 60 años (65 casos por 100.000 habitantes/año).

“El cáncer de vejiga es el cuarto tumor más frecuente en el varón, una patología que requiere unos recursos sanitarios muy costosos, pues el paciente tiene que realizar una vigilancia muy exhaustiva durante toda su vida, ya que estos tumores suelen recidivar. Es un problema de salud pública”, explica Francisco Sabell, presidente del Comité Organizador del Congreso y urólogo en el Hospital do Meixoeiro de Vigo.

De hecho, además de los casos nuevos, se detectan más de 8.000 recurrencias en pacientes que ya había sido tratados. “Lo que supone tener que intervenir a más de 20.000 pacientes anualmente. A esto hay que añadir la necesidad de tratamientos profilácticos endovesicales y programas de seguimiento endoscópicos”, explica Bernardino Miñana, coordinador del Grupo de Uro Oncología y uno de los autores de la investigación, añadiendo que “sigue siendo más común en los hombres por la exposición a carcinógenos conocidos, especialmente al tabaco”. Así, el 85 por ciento de los diagnósticos corresponde a varones y un 15 por ciento a mujeres. De momento, se desconoce si existe una predisposición especial ligada al sexo.

Cribado universal con PSA

La conveniencia o no de establecer un screening poblacional en cáncer de próstata mediante el test de antígeno prostático específico (PSA) es un eterno dilema en cáncer urológico. Una vez más, los datos discutidos en el reciente congreso americano de Oncología (ASCO) cuestionan la validez de esta herramienta de diagnóstico.

Sin embargo, la AEU ha querido posicionarse en contra de esta postura, abogando por realizar un análisis de PSA a varones mayores de 50 años que llegan a la consulta de urología, como se efectúa hoy en el 95 por ciento de los casos, según Sabell. El experto asegura que el PSA “es el mejor marcador tumoral que se conoce en la actualidad”, y que los casos de pacientes con niveles normales que después desarrollen cáncer de próstata son excepcionales.