Derecho/ Se puede tardar más de un año en conseguir un reembolso y, una vez conseguido, se da en unas comunidades y no en otras

br

Marta Riesgo Madrid | viernes, 26 de abril de 2013 h |

La falta de equidad es uno de los principales retos en el acceso a medicamentos en el hospital. Esta fue una de las principales conclusiones extraídas del II Foro de Debate de la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef) celebrado la pasada semana. En este encuentro participó Alejandro Toledo, presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP), que insistió en que “cada vez hay más diferencias territoriales en los tratamientos”. En este sentido, incidió en que los pacientes “se convierten en ciudadanos de primera o de segunda en función de dónde vive cada cual”.

En la misma línea se pronunció Javier de Castro, del Servicio de Oncología del Hospital Universitario de la Paz, que precisó que “hoy en día el acceso a fármacos hospitalarios es una carrera de obstáculos”. A este respecto, no considera lógico que “se tarde más de un año en conceder un reembolso y que, una vez concedido, se de a unas comunidades y no a otras”. Así, cree que el Ministerio de Sanidad debería adoptar un papel integrador para paliar este desequilibrio porque, en su opinión, “hay 17 reinos donde cada uno hace lo que quiere y, a lo mejor, viviendo en Segovia no se tiene un fármaco que sí se puede obtener en Madrid”.

Por su parte, César Vicente Sánchez, director general de Gestión Económica y Farmacia de las Islas Baleares, aseguró que su comunidad se plantea la creación de comités éticos en todos los hospitales baleares para estudiar el acceso a fármacos hospitalarios en busca de una mayor eficiencia. Una propuesta que rechazan totalmente desde la AGP. De este modo, Toledo recordó que estos comités ya existieron durante los años 70. “Eran los denominados comités de la muerte, que determinaban quien podía acceder a un tratamiento y quien no”, manifestó.

Con Toledo coincidió De Castro, que rechazó la creación de estos comités. “Que un juez determine que dos meses de supervivencia no es económicamente rentable es muy serio porque estamos hablando de la vida de una persona”, puntualizó.

Quejas de jefes de servicio

Sin embargo, Sánchez recordó que durante muchos años “se han quemado recursos y se han matado moscas a cañonazos”. Así, insistió en que se han recibido muchas quejas de jefes de servicios de farmacia de hospitales que recogían como a pacientes con casi ninguna posibilidad se les dispensaba los tratamientos más caros. Para la Administración, comentó, esto supone un gran gasto. “No hemos abonado casi ninguna factura en 2012, tengo mensajes diarios de los laboratorios asegurando que se van a retirar”, incidió.

Por otro lado, el director general de Farmacia de Baleares insistió en que la implantación de un copago hospitalario no sería rentable. “Hemos discutido este tema con el ministerio y simplemente los costes que supondría adaptar este sistema hace que el copago hospitalario no tenga sentido”, sentenció.