Investigadores del Clínic-Idibaps describen dos perfiles genéticos capaces de identificar a los pacientes con peor pronóstico
| 2010-04-23T16:25:00+02:00 h |

Redacción

Madrid

Investigadores liderados por el Hospital Clínic de Barcelona han logrado predecir la recurrencia del carcinoma hepatocelular, cáncer primario en el hígado, a través de la identificación de un mapa genómico, según señalan en un estudio. El trabajo, dirigido por Josep Llovet, del Clínic-Idibaps, describe dos perfiles genéticos, uno procedente del tumor y otro del hígado cirrótico, capaces de identificar a los pacientes con un peor pronóstico.

Dichos resultados, presentados en el Congreso Europeo de Hepatología en Viena (Austria) por Augusto Villanueva, también del Idibaps, concluyen que estas herramientas genéticas pueden ser útiles en última instancia para seleccionar a los pacientes para terapias preventivas. Además deben ser evaluados como posibles dianas para el tratamiento adyuvante, tras la intervención en pacientes con este tumor.

Basado en el análisis de los perfiles genómicos de 287 pacientes con este tumor, la serie más amplia de casos publicada hasta la fecha, el estudio se centró en pacientes con un carcinoma de hígado precoz, principalmente hombres de una edad media de 64 años, con tejido tumoral y tejidos adyacentes cirróticos no tumorales.

Se realizó un seguimiento de los pacientes después de 46 meses, y hubo 167 recurrencias (64 por ciento) y 89 muertes (34 por ciento). En total, se analizaron 20 perfiles con capacidad para predecir la supervivencia y la recurrencia del cáncer. Los perfiles genéticos del tumor (proliferación-G3) y los tejidos adyacentes (con mal pronóstico) fueron significativos para predecir tanto la recurrencia general como la precoz. También se identificó el perfil genético de multinodularidad como método de detección de la recurrencia mientras que el tamaño del tumor sirvió para predecir la precoz.