A.F. Madrid | viernes, 23 de octubre de 2015 h |

Durante la última reunión de la Asamblea de Vocales Provinciales de Atención Primaria Urbana (APU) de la Organización Médica Colegial (OMC), uno de los temas en los que más se profundizó, según aseguró su vocal, Vicente Matas, fue el de las unidades de gestión clínica (UGC).

En este sentido, concluyeron que en el caso concreto de la AP, es fundamental que sean UGC y no unidades de gestión económica y que los responsables de las misma tengan incentivación y dispongan de tiempo, sin que el mismo perjudique al resto de compañeros. Asimismo, insistieron en que al ser UGC, deben estar dirigidas por un médico y que los objetivos tendrán que estar negociados y no impuestos por la gerencia.

En cuanto a la participación, estuvieron de acuerdo en que sea voluntaria y exista la posibilidad, si se desea, de dejar de ser parte de la unidad.

Asimismo, en caso de cobrarse parte del salario por productividad, ésta deberá estar ligada a criterios de calidad asistencial, a resultados en salud, o a ambos criterios.

En este sentido, lamentaron el inclumplimiento por parte de Sanidad de los acuerdos alcanzado en Moncloa en relación con la gestión clínica.

Desde la vocalía de APU también se está haciendo una encuesta sobre la situación del médico de atención primaria en 2015 y las consecuencias que están teniendo los recortes.

Se han obtenido ya más de 3.600 cuestionarios y el plazo para presentarlos concluye a final de mes. Posteriormente se harán públicos los resultados.

Asimismo, tienen previsto preparar también un informe sobre la carrera profesional y los recortes que ha sufrido desde 2009.