Premios Fundamed
Congreso del Colegio Americano de Reumatología (ACR)

br

c. o. Barcelona | jueves, 31 de octubre de 2013 h |

La terapia oral con apremilast, el inhibidor oral de la fosfodiesterasa 4, es una estrategia eficaz contra las úlceras bucales en pacientes con enfermedad de Behçet, un trastorno inflamatorio crónico y raro de causa desconocida que se caracteriza por la presencia recurrente de úlceras orales y genitales, lesiones cutáneas y oculares, e inflamación de las articulaciones, que también puede afectar al cerebro y el tracto gastrointestinal.

Según se destacó en la información oficial de prensa de la Reunión Anual del Colegio Americano de Reumatología (ACR), celebrada en San Diego (California), un 71 por ciento de pacientes tratados con apremilast alcanzaron una respuesta completa (sin úlceras orales activas) en la semana 12 en comparación con un 29 por ciento de los que recibieron placebo. Son los resultados del estudio fase II BCT-001, multicéntrico, aleatorizado, controlado con placebo y doble ciego, en el que han participado 111 pacientes.

Entre los pacientes que comenzaron el estudio con úlceras genitales (un total de 16), la totalidad de los que recibieron apremilast (10 pacientes) mostraron una respuesta completa a la semana 12 en comparación con el 50 por ciento de los que recibieron placebo.

Según destaca Gulen Hatemi, catedrático de la Facultad de Medicina Cerrahpasa de la Universidad de Estambul (Turquía) e investigador principal del estudio, a partir de las dos semanas apremilast reduce el número de úlceras orales y el dolor asociado, y lo mantiene a lo largo del tratamiento. “El fármaco fue bien tolerado, con pocos efectos adversos, y se observó una mejora en la calidad de vida y una disminución de la actividad de la enfermedad”, explica, según los resultados reportados por los pacientes en varias escalas, como Behçet´s Disease Current Activity Form (Bdcaf), Behçet’s syndrome activity score (BSAS) y Behçet’s disease quality of life (QoL).

“Estos resultados justifican seguir trabajando en la posible eficacia de apremilast en otras manifestaciones del síndrome de Behçet, incluyendo las úlceras genitales. Considerando el importante por efecto regulador de apremilast en la cascada inflamatoria, ese trabajo también puede ayudar a explicar mejor el mecanismo de la enfermedad”, concluye Hatemi.