Premios BiC
Almudena Fernández Madrid | viernes, 22 de enero de 2016 h |

Más de tres años después de que se publicarse el Real Decreto 16/2012 que obliga a los centros sociosanitarios de más de 100 camas a estar vinculados al servicio de Farmacia del hospital que les corresponda, muchas comunidades autónomas todavía no han puesto en marcha esta medida, tal y como recuerda recurrentemente la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), aunque reconocen que se va avanzando en esta línea.

Este no es ya el caso de Andalucía, que publicó este mes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el Decreto 512/2015 adaptándose a la norma nacional y, además, superándola. Y es que en la región tendrán que depender de un servicio farmacéutico los centros residenciales que tengan más de 50 camas.

En concreto, los depósitos de medicamentos de los centros sociosanitarios residenciales, con camas en régimen de asistidos, que cuenten con más de 50 camas (según figura en el artículo 4 del decreto), desarrollarán su actividad bajo la responsabilidad directa de un farmacéutico del servicio de farmacia del hospital del Servicio Andaluz de Salud al que se encuentre vinculado, asistido por el personal técnico necesario. La ratio de dedicación, para cada uno de estos profesionales, será de 25 y 35 minutos, respectivamente, por cama y mes.

En el caso de los centros sociosanitarios con más de 100 camas y que no suscriban el convenio, el personal farmacéutico y técnico correrá por cuenta de las entidades titulares del centro (según recoge el artículo 3).

Finalmente, en aquellas instituciones con 50 o menos camas, la atención y el suministro de medicamentos quedan vinculados a una oficina de farmacia, que será elegida mediante concurso público.

En el caso andaluz, además, esta dependencia que tendrán los centros sociosanitarios de la farmacia hospitalaria será aplicable tanto a los públicos como a los privados, a diferencia de lo que establece el RD 16/2012, que reserva esta obligación únicamente a los que tienen titularidad pública.

Plazas afectadas

Este decreto afectará a un total de 838 centros y 46.936 plazas. En concreto, 524 centros (con 15.726 plazas) son de 50 plazas o menos, mientras que 314 (que suponen 31.210 plazas) cuentan con más de 50 plazas.

Esta ampliación de las labores del farmacéutico hospitalario traerá consigo la contratación de más farmacéuticos hospitalarios, así como un incremento del número de técnicos de farmacia.

En total, la Junta de Andalucía contratará a 208 profesionales sanitarios, 87 de ellos serán farmacéuticos y 121, técnicos de farmacia. El coste que esto supondrá para la consejería será de 8.295.451 euros.

Los locales, instalaciones y equipamiento que se estimen necesarios para el correcto funcionamiento de los depósitos de medicamentos de los centros sociosanitarios y los gastos que origine su mantenimiento, correrán a cargo de los titulares de los centros.

Con la aplicación de esta norma, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales espera obtener importantes ahorros presupuestarios que se reflejan en el menor precio de adquisición de los medicamentos y productos sanitarios suministrados a los depósitos, tal y como recoge el decreto.

Tanto es así, que el impacto económico neto anual por la aplicación del decreto se estima en un descenso del gasto de 31.116.367 euros, tras restarle a los ahorros por la adquisición (39.651.704 euros) el coste de la contratación de personal (8.295.451 euros) y el de los desplazamientos de los trabajadores (239.886 euros).

Por estos cálculos, concluye la consejería que es “conveniente y oportuno” desde el punto de vista económico la tramitación del decreto y su implementación en los centros sociosanitarios residenciales de Andalucía.

208

Contratos a profesionales

Para que los servicios de farmacia puedan hacer frente a estas nuevas tareas que les asigna el decreto, la Junta de Andalucía contratará a 208 profesionales, 87 de ellos serán farmacéuticos y 121, técnicos de farmacia.

El coste de contar con estos puestos será de 8.295.451 euros.

31

Millones de euros

Según los cálculos de la comunidad, la puesta en marcha del Decreto 512/2015 en Andalucía implicará que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ahorre 31.116.367 euros.

Los ahorros presupuestarios que prevé obtener la región proceden de la adquisición de los medicamentos y productos sanitarios suministrados a los depósitos a un precio más bajo.