Gaceta Médica Madrid | miércoles, 10 de junio de 2015 h |

Dieciocho años después del sildenafilo (Viagra, comercializado por Pfizer), llega ahora a España alprostadilo, un nuevo fármaco en crema que, gracias a la incorporación de un potenciador de absorción (DDAIP), penetra en la piel de manera eficaz. Comercializado por Casen Recordati, este fármaco se administra en una pequeña cantidad, con un aplicador monodosis, en la punta del pene y actúa de forma directa sobre la erección. Consigue un efecto rápido desde los primeros minutos y no interacciona con otros medicamentos, ni alimentos o bebidas alcohólicas. “Las características más notables son su facilidad de uso, al ser un tratamiento tópico, además de su eficacia clínica y seguridad, por lo que estaría indicado como tratamiento de primera línea para pacientes con disfunción eréctil (DE)”, ha destacado Ignacio Moncada, jefe de Servicio de Urología del Hospital Universitario de La Zarzuela, de Madrid.

En cuanto a su uso, Moncada ha señalado que “pueden utilizarlo los pacientes mayores de 18 años diagnosticados con DE que no son capaces de mantener una erección adecuada para alcanzar una relación sexual satisfactoria”. El 83 por ciento de los pacientes diagnosticados con DE grave notaron una mejoría en sus erecciones gracias a esta crema, según una revisión de estudios publicada en marzo en la revista ‘Urología’, realizada por Moncada y Béatrice Cuzin, del Hospital Universitario E. Herriot de Lyon.

Otra de las características de este medicamento es que, a diferencia de lo que ocurre con los tratamientos orales que necesitan una estimulación sexual para comenzar a actuar, alprostadilo crema “funciona de forma directa”, comenta Moncada. Además, demuestra un rápido inicio de acción, ya que logra una rigidez entre los 5 y 30 desde su aplicación y puede durar más de una hora. Se dispensa bajo prescripción médica, en envases de cuatro dosis individuales, que se administran de forma fácil por vía tópica en el pene. Se recomienda no utilizar más de una aplicación cada 24 horas.

Según esta revisión de estudios, Alprostadilo crema, debido a su mecanismo de acción presenta interacciones improbables con otros tratamientos farmacéuticos, “por lo que pueden usarlo pacientes con problemas cardíacos, con hipertensión o con diabetes”, señala. Los posibles efectos adversos sistémicos observados fueron muy bajos. “Los efectos más frecuentes son leves y a nivel local y se resuelven a las 2 horas de la aplicación”, apunta Moncada.