| viernes, 09 de octubre de 2015 h |

La nueva Estrategia Nacional de Salud Mental introduce la lucha contra el suicidio como una de las principales líneas estratégicas, con el objetivo de disminuir esta conducta con esfuerzos en prevención y detección precoz. Así lo anunció el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en la inauguración de una jornada en la que se analizaron los retos a los que se enfrenta esta estrategia. El proyecto, cuya primera versión fue aprobada en 2006 y actualizada en 2009, incluye otras líneas de actuación que suponen una novedad, como la atención e intervención con las familias, la mejora de los sistemas de información, la autonomía y los derechos del paciente o la participación de los agentes e instituciones.Para diseñar la nueva estrategia, que tendrá que aprobarse en el Consejo Interterritorial y estará vigente hasta 2019.