Premios BiC
Gaceta Médica Madrid | lunes, 12 de mayo de 2014 h |

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), con la colaboración las sociedades científicas de Cardiología, Diabetes y Ginecología y Obstetricia, ha promovido la celebración en Europa de una actividad que pretende convertirse en un punto de inflexión en la promoción de la salud y de la higiene bucodentales, haciendo posible el reto de acercar la “Periodoncia a todos”. Por primera vez, se celebra el “Día Europeo de la Periodoncia”, con el amparo de la Federación Europea de Periodoncia (EFP), que tiene como eje principal la “Salud Periodontal y Salud General”.

Se trata de fomentar la prevención y sensibilización en este ámbito. SEPA, en colaboración con las Sociedades Españolas de Cardiología (SEC), Diabetes (SED), y Ginecología y Obstetricia (SEGO), así como con el apoyo la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), quiere hacer un llamamiento a los profesionales sanitarios sobre la interacción entre la salud de las encías y la diabetes, el riesgo cardiovascular o el parto prematuro. Entre otras actividades, con motivo del “Día Europeo de la Periodoncia” se ha llevado a cabo un acto científico-divulgativo en la Real Academia Nacional de Medicina, con la presencia de destacados representantes de las disciplinas médicas más conectadas con las patologías periodontales, así como de altos cargos de Salud Pública de las consejerías de Salud y del Ministerio de Sanidad.

El odontólogo, agente de salud

Durante el encuentro se ha aludido al “Manifiesto Periodoncia y Salud General”, promovido por SEPA y la EFP (se puede acceder en http://www.sepa.es/es/manifiesto-efp.html), un documento que “hace un llamamiento a toda la comunidad odontológica y a los profesionales de la salud para promover la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento eficaz de las enfermedades periodontales con el objetivo de abordar sus consecuencias sobre la salud bucodental y general”, destaca David Herrera, Presidente de SEPA y Profesor Titular de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid.

Con la celebración del “Día Europeo de la Periodoncia” se pretende impulsar, y servir de primer paso, para integrar la salud bucodental como un aliado fundamental en la prevención primaria y secundaria de importantes patologías sistémicas para la población. Y es que, como resalta el presidente de SEPA, “la promoción de la salud requiere del apoyo y la generación de sinergías que contribuyan a establecer proyectos de intervención y metas de salud orientadas a mejorar nuestro compromiso con los pacientes y con la sociedad en general”.

Desde SEPA se asume que la atención odontológica, sea prestada desde el sistema público o desde el ámbito privado, es un punto clave en la prevención primaria y secundaria de estas enfermedades, así como en la promoción de la salud. “Nuestra sociedad científica, que agrupa ya a más de 4.000 asociados, quiere contribuir a que los profesionales de la Odontología sean agentes activos en la concienciación de hábitos saludables, en la detección precoz de patologías relevantes y en la prevención de enfermedades generales”, recalca Herrera.

La perspectiva cardiovascular

Existen cada vez más datos científicos y clínicos que ponen de manifiesto la asociación entre una mala salud de las encías y la aparición o complicación de enfermedades frecuentes y especialmente importantes. Este es el caso de las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera enfermedad responsable de la muerte en los varones y la segunda en las mujeres.

Así, por ejemplo, en cuanto a la asociación entre enfermedad cardiovascular y la periodontitis, se sabe que los pacientes con periodontitis tienen mayor riesgo de presentar aterosclerosis. En la últimas guías de la Sociedad Europea de Cardiología para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica ya se contempla la periodontitis como uno factor de riesgo cardiovascular, indicando que esta infección se asocia con la aparición de disfunción endotelial, aterosclerosis y con un incremento del riesgo de infarto de miocardio e ictus.

Además, como llama la atención Miguel Ángel García Fernández, Secretario General de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), “las estrategias dirigidas a modificar las enfermedades cardiacas y periodontales tiene una base común: ayudar al enfermo a gestionar y favorecer su propia salud por medio de unos hábitos y estilos de vida saludable”.

La asociación entre las enfermedades periodontales y cardiovasculares crea la necesidad de que el profesional odontológico tenga que buscar protocolos para mejorar la salud general. Por eso, se recomienda que los dentistas estén al corriente de la importancia de la periodontitis como factor de riesgo en el desarrollo de enfermedad cardiovascular y deberían informar a los pacientes de los riesgos; y es que los profesionales de la salud bucodental tienen que promocionar la salud oral como parte de un estilo de vida saludable y, viceversa, los cardiólogos deben conocer bien cómo una mala salud periodontal podría complicar o estar en el origen de algunos trastornos cardiovasculares.

En este sentido, destaca el experto de la SEC, “nuestras sociedades científicas tienen la obligación de promover la salud con acciones como el establecimiento del Día Europeo de la Periodoncia, una excelente iniciativa que viene a constatar un hecho que nos planteamos muchas sociedades científicas: la Medicina actual nos exige trabajar en dos aspectos básicos, como son la prevención de las enfermedades y, por otro, la información y educación del paciente”.

Impacto en la diabetes

También crecientes y sólidas son las pruebas que interrelacionan la salud de las encías y la diabetes mellitus (DM). De hecho, hace ya décadas que se expuso la conexión entre diabetes y enfermedad periodontal, hasta el punto que algún autor (el Dr. Harald Löe) propuso hace más de 20 años que la enfermedad periodontal era la sexta complicación de la diabetes mellitus, algo plenamente aceptado en estos momentos.

Como sintetiza José Luis Herrera Pombo, Profesor Emérito Universidad Autónoma de Madrid y representante de la Sociedad Española de Diabetes en este “Día Europeo de la Periodoncia”, “existe una relación bidireccional entre diabetes y enfermedad periodontal: la diabetes es más frecuente en personas con enfermedad periodontal y, a su vez, las enfermedades periodontales son más frecuentes y avanzadas en personas con diabetes comparadas con personas sanas”. Partiendo de esta realidad, Herrera Pombo señala que “el odontólogo debe jugar un papel importante en la prevención y diagnóstico precoz de la diabetes”.

Esta vinculación entre diabetes y enfermedad periodontal está facilitando el entendimiento y la colaboración entre las sociedades científicas de referencia. “Tenemos actualmente una excelente colaboración entre la SEPA y la SED, y hemos llevado un programa de acción con la realización inicial de un taller de expertos, seguido de una serie de actividades adicionales; además, SEPA y SED hemos creado un grupo de trabajo común, que ya se ha puesto en marcha con halagüeñas perspectivas”, destaca Herrera Pombo.

Repercusiones ginecológicas y obstétricas

También la colaboración está intensificándose entre SEPA y SEGO, fructificando en iniciativas concretas. Y es que, como justifica José María Lailla, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y Catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Barcelona, “realmente las enfermedades periodontales están adquiriendo un protagonismo relevante en el control del embarazo, principalmente al demostrarse su implicación en el parto pretérmino”.

Actualmente existen numerosos trabajos científicos que fijan en la cavidad bucal el origen de los focos sépticos e inicio de la cadena infecto-inflamatoria, productora de sustancias con acción oxitócica (como las prostaglandinas), que ocasionan el inicio de la corioamnionitis, origen del parto pretérmino. Incluso, según Lailla, “otras patologías, como la preeclampsia y el crecimiento fetal restringido, también pueden estar relacionadas con la patología oral, pero aún están en fase de estudio”.

Los cambios hormonales y metabólicos que se producen a lo largo de la vida de la mujer producen modificaciones muy importantes en la salud bucal de la misma y son, a su vez, el origen de procesos y entidades clínicas que tienen el principal foco en la cavidad oral pero que también tienen trascendencia en patologías ginecológicas.

Por todo ello, aconseja Lailla, “los obstetras y ginecólogos tenemos que indicar a todas las mujeres la necesidad de realizar controles rutinarios de la cavidad bucal, principalmente en las épocas más críticas de cambios hormonales en la mujer, como la pubertad, el embarazo y el climaterio”; en su opinión, “es imprescindible que toda mujer, cuando planifique la posibilidad de un embarazo, acuda al odontólogo previamente, al igual que realiza una visita preconcepcional con su ginecólogo”.