ANTONIO BERNAL, presidente de la AGP | viernes, 08 de enero de 2016 h |

2015 ha sido un año electoral por excelencia. A las elecciones autonómicas se han sumado para finalizar el año las generales. Esto ha supuesto una campaña electoral que se ha extendido más de seis meses, con el parón que ello implica. Los pacientes hemos visto promesas electorales para todos los gustos y colores, muchas, por desgracia, con la intención únicamente de hacerse la foto.

Por otro lado, aunque los parlamentos autonómicos se han constituido, lo cierto es que hasta el momento muchos partidos han estado pensando en clave de elecciones generales. Ahora, esperemos que tras los resultados de los comicios, pronto haya un nuevo gobierno que posibilite un ministerio de Sanidad fuerte, con un Consejo Interterritorial operativo que garantice un sistema cohesionado, donde se empiece a trabajar en las múltiples tareas pendientes.

Y es que son muchas las cuestiones que nos preocupan a los pacientes. La principal de ellas es que los criterios economicistas no lastren la posibilidad de recibir una atención sanitaria de calidad. Dicen que lo peor de la crisis ha pasado pero desde la Alianza General de Pacientes (AGP) vamos a seguir vigilantes para que nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS), siga siendo público, universal y de calidad, gobierne quien gobierne.

Por otro lado, los pacientes no debemos tirar la toalla respecto a la equidad. La falta de ella no debe verse como una cuestión inherente al sistema y, por tanto, resignarse a padecerla. Lejos de reducirse, la inequidad ha seguido aumentando en los últimos años, lo sufren los usuarios del sistema y lo corroboran los profesionales sanitarios. En este sentido, el trabajo que lidera desde la Oficina del Comisionado para la Equidad el doctor Ángel Gil, sigue siendo esencial y uno de los ejes por los que va a seguir apostando la AGP.

Asimismo, en este y en todos los campos, el papel de las sociedades científicas es fundamental. Es necesario que vayamos de la mano para trabajar en pro del SNS. El paso adelante que han dado en estos últimos años muchas sociedades en defensa de la calidad en la atención, sentándose a dialogar con las asociaciones de pacientes y pidiendo su participación es, sin duda, el camino a seguir y por el que se decanta la alianza.

Es fundamental ir a hablar con las administraciones pero debemos hacerlo con mensajes conjuntos, con estrategias bien fundamentadas, con datos y documentos de trabajo que aporten valor y den más peso al movimiento asociacionista. En este 2016 que comienza la AGP seguirá trabajando en pro de los pacientes, poniéndolos como centro y no como diana, con ese espíritu aglutinador que la caracteriza, dialogando y potenciando nexos de unión con profesionales, administración y entidades privadas .

En 2016 la AGP seguirá trabajando en pro de los pacientes, con ese espíritu aglutinador que la caracteriza