Premios BiC
CARMEN M. LÓPEZ Madrid | miércoles, 14 de septiembre de 2016 h |

Buscando las palabras para intentar describirlo, lo primero que se me viene a la cabeza es elegancia, naturalidad, timidez, sensatez, respeto y, por qué no, galantería… Así es Ángel por fuera. Por dentro es todo un libro abierto, repleto de conocimiento e innovación. Su perfil profesional es de sobra conocido. Su lista de pacientes es amplia, y por qué no decirlo… el deporte español se ha ‘salvado’, en ocasiones, gracias a sus manos y sus métodos de recuperación…

Pregunta. ¿Sabes que es la primera vez que entrevisto a un médico Real?

Respuesta. (Risas) La experiencia siendo cirujano del rey comenzó en 2009 cuando me pidió que organizáramos y supervisáramos su estado de salud y mantenimiento físico. Mi equipo se volcó en ello. Después vino la prótesis de rodilla, la cirugía de la rotura del tendón de Aquiles, la fractura de cadera derecha y finalmente la prótesis de cadera izquierda, que fue la que se infectó un año después y que tuvimos que recambiar. Fueron años de mucha relación con el monarca y su entorno.

P. Esto sí que es medicina de altura…

R. Aquello me hizo ver desde otra perspectiva el modo de vida del médico, la humildad de nuestra profesión y el romanticismo de nuestra artesana dedicación. Nunca podemos olvidar crecer día a día y aprender de cada paciente, y a la vez, estar al día con los conocimientos técnicos.

P. No es la primera vez que dices que te consideras un artesano…

R. Mis padres fueron médicos y mi abuelo era ebanista. Durante muchos veranos estuve con el ayudándole. Creo que además de la medicina, el meterme en cirugía tiene que ver con la manualidad del ebanista. Un artesano de antaño cuidaba sus piezas hasta el último detalle y hasta que no estaban bien acabadas no estaba el trabajo hecho. Es extrapolable a mi trabajo.

P. Tu afición a las motos es muy real… ¿Cómo empezó todo?

R. Mi pasión siempre fue la traumatología deportiva. Tuve la suerte de viajar por todo el mundo como médico de la Federación Española de Motociclismo durante seis años compaginados con mi formación como traumatólogo.

P. Suena, por tanto, el ‘run run’ en tu profesión…

R. El haberme criado en la traumatología deportiva me ha hecho ser muy meticuloso, buscando la exquisita precisión con la que vive el deportista de élite. Los modos de actuación, los tiempos y técnicas quirúrgicas, la rehabilitación cuidada y supervisada son aspectos que en nuestro equipo hemos ido adaptando para tratar también a nuestros pacientes no deportistas.

P. ¿Te has caído muchas veces de la moto?

R. En la vida hay tantos imprevistos… Hace poco mi hijo, que me ve levantarme temprano cada día para estudiar, me preguntaba: “¿La carrera de medicina nunca se termina?”. Ojalá algún día llegáramos a saber lo suficiente para no caer de la moto…

P. ¿Qué otras pasiones tienes?

R. Además de mi pasión por el deporte y la traumatología, he ido desarrollando otros muy ligados al desarrollo de mi hijo. Con él he ido retomando deportes e introduciéndome en deportes nuevos, como la montaña, la escalada, cursos de motos de trial, surf, kitesurf, vela…Todo lo que sean cursos con los que se pueda desarrollar la psicomotricidad del pequeño es bueno.

P. La “recuperación avanzada” es tu día a día… extrapolándolo al SNS, ¿se puede hablar de recuperación? ¿Se está escayolando demasiado?

R. Es una faena que los médicos españoles están destacando en el ámbito internacional. Médicos entregados y apasionados por el trabajo y que de repente se están viendo limitados en medios y recursos, que no sólo le impide ir más allá de lo que hacía, sino que además retraerse. ¡Es muy duro! Hay colegas a los que les están quitando posibilidades de hacer técnicas quirúrgicas que habían hecho hasta ahora. Creo que los recortes están escayolando el sistema sanitario porque estamos retrocediendo en recursos.

P. ¿La sanidad va cuesta abajo y sin frenos?

R. Es muy duro vivir las consecuencias de la crisis con sus recortes en algo tan definitivo como es la salud de los ciudadanos.

P. Entre moteros existe un código no verbal… ¿A veces sobran las palabras en el SNS?

R. No caben palabras para expresar la frustración del profesional, que sabiéndose capaz de aliviar al paciente

P. Como dicen los moteros “el destino es una cosa. Llegar es todo”… ¿En España vamos por el carril adecuado para llegar bien?

R. Todos los años dirijo un curso en Frankfort de formación de cirugía artroscópica de cadera. Este año en Porto he co-dirigido otro curso igualmente teórico-práctico de prótesis de cadera. Ambos más que solicitados principalmente por especialistas españoles. Así mismo, soy miembro del Consejo Asesor del Programa Alumni UAM (Universidad Autónoma de Madrid) que dedica mil esfuerzos de muchos profesionales a la orientación futura de los actuales alumnos. El espíritu emprendedor, la inquietud científica y profesional en España siempre ha sido impecable. La clave para llegar a buen destino es esta perseverancia a pesar de las inclemencias.

P. Está claro que el mundo del deporte es el tuyo, y a la vista está que extrapolas la unidad del equipo a tu trabajo…

R. Aprendí en el mundo deportivo que hay que hacer equipo. Es por ello que en IQTRA fuimos creciendo desde su fundación hace 15 años y ahora somos más de 40 profesionales dedicados y coordinados en torno al cuidado del aparto locomotor. Esto es con lo que hemos de atrevernos, debemos formar equipo, debemos atrevernos a ser “más que uno”.

P. ¿Y los deportes de riesgo?

R. Siempre me ha apasionado la escalada. Su exigencia en una preparación física adecuada, preparación de recursos, estricto cumplimiento del proyecto y máximo cuidado en la seguridad.

P. iQtra Medicina Avanzada es una de las clínicas más innovadoras en la esfera sanitaria, innovar también está considerado “de riesgo”…

R. En medicina nunca podemos correr riesgos con nuestros pacientes. Tal vez el riesgo en la innovación reside en el no poder ser entendido por otros colegas. Esto, junto al desarrollo del trabajo en equipo al que hacía mención anteriormente, creo que son dos aspectos en los que nosotros fijamos mucha atención y esfuerzo.

P. ¿En qué esfera de tu vida te gustaría innovar?

R. Llevamos en IQTRA unos años investigando acerca de la preservación articular, en el cuidado del cartílago y la prevención o control de la artrosis. Creo que en traumatología, ese aspecto preventivo nunca se ha tenido muy en cuenta y actualmente se está avanzando en modos de evitar el final protésico de las articulaciones.

PÍLDORAS

¿A quién retarías para una carrera? A mí mismo…

Venga que te pongo en un aprieto: ¿Márquez, Lorenzo o Pedrosa? Todos ellos son deportistas ejemplares, pero me quedo con el paciente más reciente: Dani Pedrosa, un ejemplo de superación .

¿Tu próxima meta? La guía de humanización médica en la que iQtra está trabajando.

Eso tiene otra entrevista… Por supuesto.

Me comentan mis fuentes que tienes una colección de corbatas además de elegantes, bonitas… (Risas) Seguramente la mayoría son regalos de pacientes agradecidos.